Martes 18, encuentros en el Congreso La Biblioteca de Occidente en contexto hispánico

-Sección III (Aula Menéndez Pidal)-

“La evasión de Alonso Quijano a la caballería medieval cristiana”
Benito Gomez Madrid
California State University, Dominguez Hills

En este ensayo se tratará de esclarecer por qué un hombre de más de cincuenta años decide romper su rutina y desestabilizar la estructura social y familiar a la que pertenece, abandonando su pueblo y familia, para salir al mundo y dedicarse a la búsqueda de aventuras. Especialmente significativa en esta disrupción de su modus vivendi resulta su peculiar transformación en caballero andante. La voluntad de Alonso Quijano de cambiar radicalmente de estilo de vida ha suscitado el interés de la crítica desde su concepción. Sin embargo, no resulta tan evidente que se haya aclarado su metamorfosis al tipo de personaje de ficción que constituye Don Quijote: un caballero andante cristiano que pertenece al pasado folclórico y a la ya caduca época de la Baja Edad Media. Como bien ha indicado Martín de Riquer, la profesión de caballero andante atraía a los hombres de aquella edad por su sacrificio pero también por la atención a lo épico y ejemplar que generaba hacia su persona: “El voto caballeresco consistía en abstenerse de una cosa determinada o de exteriorizarse con cualquier detalle llamativo, singular o humillante hasta haber participado en un hecho de armas bajo determinadas condiciones”. Este proceso dual de sacrificio interior y promoción exterior puede servir para aclarar el enigma caballeresco planteado, aunque aún no explica la dimensión religiosa que aflora a lo largo de la obra en numerosas ocasiones. ¿Es la garantía del éxito en la empresa caballeresca el principal justificante para que la transformación de Alonso Quijano adopte este matiz cristiano? ¿Por qué hace Cervantes que su protagonista se vuelva loco, abandone su sociedad, y se evada a la Baja Edad Media de un siglo y medio antes? Estos son algunos interrogantes a los que se intentará ofrecer una respuesta.

 

“El canon literario de la España del Siglo de Oro en la cultura rumana”
Oana Andreia Sambrian
Academia Rumana, Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades

El canon literario español ha variado mucho en Rumanía a lo largo de los siglos XIX-XX que fue cuando se establecieron y afianzaron los contactos diplomáticos y posteriormente, culturales, entre España y Rumanía. Nuestro estudio analizará la evolución e involución de estas relaciones y de los cánones que de allí se derivaron. El floreciente canon español que penetró en Rumanía durante el periodo interbélico se vio posteriomente ensombrecido por la llegada del comunismo que aisló los dos países durante un periodo de más de 50 años. Los intelectuales supervivientes de la época interbélica siguieron escribiendo sus libros sobre lo que se conocía como el canon literario español aun en época comunista, aunque las relaciones directas rumano-españolas, tan importantes para fomentar el desarrollo del canon, habían desaparecido casi por completo. En la década de los 60 el filólogo George Calinescu publicó sus  Impresiones sobre la literatura española (1965), donde repartió la literatura española por ejes temáticos, mientras que en 1967, Paul Alexandru Georgescu publicaba el libro Teatro clásico español. Nuestro texto proseguirá con el análisis de los programas universitarios de literatura española que en la actualidad promueven las universidades rumanas para comprobar en qué medida este canon ha evolucionado o no con el paso de los años.

“Las obras de teatro y los libros”
Aurelio González
Colegio de México

El género teatral tiene la particularidad de una doble textualidad, por una parte tiene un discurso que podemos llamar dramático y por otra un discurso espectacular que tiene que ver con la puesta en escena. Estos dos discursos están relacionados sígnicamente y por ello el dramaturgo en su texto dramático incluye elementos para controlar la puesta en escena. Es por ello que la lectura de la obra de teatro nos permite una comprensión de la representación, aunque no una puesta en escena específica.

A partir de este planteamiento y centrándome en el teatro del Siglo de Oro, en cuanto que son textos clásicos y por tanto con una lectura posible más allá de su propio tiempo, analizaré la importancia y necesidad de la lectura de las obras teatrales y por tanto su relación con el libro. Esta reflexión sobre la lectura de las obras o su publicación sin haber sido puestas en escena la podemos remontar a Lope y a Cervantes.

-Sección IV. (Aula “María Zambrano”. C09)-

“La periferia en la biblioteca de occidente”
Antonio Becerra Bolaños
Universidad Técnica del Norte (Ecuador)

A priori, parece obvio cuáles serían las obras que pasarían a formar parte de una hipotética biblioteca de occidente, a modo de la biblioteca borgesiana de Babel. No obstante, como lectores/autores, no estaría de más plantearnos la inclusión de una serie de libros que han

sido excluidos por su doble condición periférica, tanto cultural y geográfica. Esas obras rara vez aparecieron consideradas en los diversos cánones de la literatura hispánica que se plantearon a partir del siglo XVIII, en muchas ocasiones por desconocimiento de aquellas. Podríamos afirmar incluso que no serán tomadas en cuenta hasta que fueron “leídas” por Menéndez Pelayo.

El presente trabajo tiene como objetivo reflexionar acerca de cuáles han sido los criterios por los que la periferia ha permanecido en los márgenes de esa biblioteca y proponer un canon alternativo de acuerdo con esa condición, en tanto que lectura necesaria de una realidad común que presenta sus propias peculiaridades.

 

“Supervivencia y celebración del libro: la experiencia cartonera”
 Diana Araujo Pereira
Universidade Federal da Integração Latino-Americana – UNILA

En un siglo que empieza con la “virtualización” o “deconstrucción” del objeto libro a través de la asociación de la práctica de la lectura a nuevos soportes tecnológicos, vemos surgir un nuevo cauce para esta misma práctica lectora, un nuevo sistema editorial que alcanza a ser a la vez democrático, alternativo y ecológico. Se trata del proyecto cartonera, inventado en Buenos Aires por un colectivo llamado Eloísa Cartonera que, bajo el impacto de la crisis económica argentina de los 90, se decide a invertir en los libros mucho más que dinero: “el cooperativismo, la autogestión, el trabajo para un bien común, como movilizador de nuestro ser”, como ellos mismos lo afirman. Eloísa Cartonera desarrolló un método simple para producir y vender libros y, con eso, expandir la lectura: la creación artesanal de libros fotocopiados y con tapas de cartón coloreados a mano. Con una estructura de gastos mínimos, el sistema se expandió por toda América Latina, y desde México al sur paraguayo hay hoy un sin número de cartoneras con pequeñas variantes, pero la misma base común. A los 10 años de su creación, los libros cartoneros pasan de una producción simple y popular a objeto de culto, con los derechos de autor cedidos por importantes nombres de la literatura latinoamericana (Eloísa Cartonera cuenta ya con más de 200 títulos, y entre ellos está, por ejemplo, Ricardo Piglia). En este contexto, surge en 2011, en la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana, en la ciudad de Foz do Iguaçu, la UNILA Cartonera como parte de un proyecto que quiere asociar la producción artesanal de libros a la enseñanza universitaria y a la mediación cultural en la región trifronteriza entre Brasil, Paraguay y Argentina. En 2012 la UNILA Cartonera produjo el volumen Horacio Quiroga – cuentos, contos, mombe’u, un libro trilingue – español, portugués y guaraní – cuya lectura y montaje se hace colectivamente, agregándole a la lectura solitaria de una obra literaria la práctica conjunta y lúdica de la producción artesanal. Leer y jugar con libros coloreados por uno mismo, en una creación inusitada donde se recupera el placer y el goce de la lectura y la acción compartidas. Así, la experiencia cartonera recupera el objeto libro,  pero incorporándole connotaciones sociales e incluso ecológicas que lo introducen al siglo XXI con otros matices.

 

“El ensayo filosófico, antropológico y artístico de Edgar Morin: El cine o el Hombre Imaginario: Un Tratado sobre la naturaleza artística del hombre”
Mónica Lilian Satarain
Universidad de Buenos Aires (UBA)

En un libro escrito en 1956 y entonces bajo la etiqueta de Ensayo Antropológico, Edgar Morin  el gran pensador francés puede vislumbrar lo poético en la naturaleza humana y como esto ha llevado a través de los tiempos a consolidar y codificar los nuevos lenguajes artísticos  como el cine, su especial objeto de interés.

Los orígenes del cine como arte tienen su inicio en la fantasmagoría, en lo espectral, en los primeros intentos de jugar con la luz y las sombras para sorprender a un espectador

apenas iniciado en estas representaciones.

La fotografía embalsama el tiempo como advierte André Bazin con el cinematógrafo y el invento del montaje se logra algo fundamental como el dominio sobre el tiempo, se logra especializar fragmentos de tiempo y con ellos crear una nueva manera del decir,

El cine ha deslizado en el imaginario humano una narrativa análoga a la de la novela, de una particular manera reinventó las antiguas estructuras de la narrativa literaria y dramática del siglo diecinueve. Especialmente las de la novela y el teatro

Morin describe poéticamente la nueva posibilidad del hombre de  soñar despierto en compañía, de ser un espectador inmerso en un placer nuevo, el placer visual. El antiguo topos literario del sueño versus la realidad halla en la nueva expresión artística la cristalización de un imposible.

Morin dice que los dos grandes inventos del siglo veinte han sido el cine y el avión, el viaje y el sueño de volar, ambos hechos realidad en un mismo tiempo, en una misma época que necesita un nuevo espectador que oscila entre la magia que le otorga el arte y la comprensión de un fenómeno logrado por la ciencia.

El ensayo de Morin no debería faltar en ninguna biblioteca del futuro, menos ahora  que parece ser que el tiempo del cine como lo hemos conocido durante el siglo veinte, también ha llegado a su fin, apenas transitado el siglo veintiuno..

 

 

Martes, 18 de junio
10.00-12.00

Sección III. (Aula Menéndez Pidal) 
Presidente: Aurelio González

 

Benito Gomez Madrid
California State University, Dominguez Hills
“La evasión de Alonso Quijano a la caballería medieval cristiana”

Elena Martínez Carro
Universidad Internacional de La Rioja (UNIR)
“¿Hay lugar para las comedias sueltas del siglo XVII en la Biblioteca de Occidente?”

Manuel Piqueras Flores
Universidad Autónoma de Madrid
“La entretenida: razones para su inclusión en el canon cervantino”

Oana Andreia Sambrian
Academia Rumana, Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades
“El canon literario de la España del Siglo de Oro en la cultura rumana”

Aurelio González
Colegio de México
“Las obras de teatro y los libros”

Sección IV. (Aula “María Zambrano”. C09)
Presidente: Ciriaco Morón Arroyo

Antonio Becerra Bolaños
Universidad Técnica del Norte (Ecuador)
“La periferia en la biblioteca de occidente”

Diana Araujo Pereira
Universidade Federal da Integração Latino-Americana – UNILA
“Supervivencia y celebración del libro: la experiencia cartonera”

Mónica Lilian Satarain
Universidad de Buenos Aires (UBA)
“El ensayo filosófico, antropológico y artístico de Edgar Morin: El cine o el Hombre Imaginario: Un Tratado sobre la naturaleza artística del hombre”

Ciriaco Morón Arroyo
Universidad de Cornell
“Literatura y verdad: el clásico y el canon”

Martes, 18 de junio
16.00-18.00
Sección V. (Aula “Menéndez Pidal)

Presidente: Luis Alburquerque

Maria del Carmen Ruiz de la Cierva
Universidad CEU San Pablo de Madrid
“Consideraciones sobre la conciencia lectora en la creación literaria”

Francisco Javier Rabassó
Université de Rouen, France
“Del Sueño del Celta de Mario Vargas Llosa a La teta asustada de Claudia Llosa. Lecturas poscoloniales entre el cine y la literatura”

Konstantinos Paleologos
Universidad de Aristóteles de Salónica
“Cruzando fronteras: el papel de los traductores en la formación del canon literario”

Luis Alburquerque García
Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ILLA-CCHS)
“Los libros de viaje y el canon literario”

Sección VI. (Aula “María Zambrano”. C09)
Presidente: Francisco Villacorta Baños

Susana María Ramírez Martín
Universidad Complutense de Madrid
“Los libros que acompañan a la Real Expedición de la Vacuna rumbo a Nueva España”

Adelia Lupi
MIUR. Italia
“Hace mil años, hace cincuenta años”

Lorena de la Paz Amaro Castro
Instituto de Estética. Pontificia Universidad Católica de Chile
“Las novelas del filósofo: Hacia una relectura de La infancia y Los días ocultos de Luis Oyarzún, desde la perspectiva del canon literario chileno”

Francisco Villacorta Baños
Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IH-CCHS)
“Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad. Vigencia y caducidad de la publicación científica periódica. (A propósito de la biblioteca-escuela de la JPIOE)”